Aspergillus Fumigatus

Aspergillus fumigatus

Tipo de Micotoxinas: Gliotoxina

Cómo afecta la salud:
 Se ha demostrado que la gliotoxina inhibe el sistema inmunológico, lo que hace que el huésped sea más susceptible a las infecciones por el A. fumigatus u otros patógenos oportunistas. El A. fumigatus se encuentra frecuentemente en los hogares y edificios. Se considera un patógeno oportunista, lo que significa que rara vez infecta a individuos sanos, pero es la principal causa de aspergilosis invasiva (AI) en individuos inmunodeprimidos, como pacientes con cáncer, VIH o beneficiarios de trasplantes. 

La AI es la causa principal de la muerte en estos pacientes, con una tasa de mortalidad del 30% al 80%. Los pacientes se infectan al respirar las esporas de estos hongos y se ha descubierto que la gliotoxina suprime la respuesta de las células T, inhibe la función de las células presentadoras de antígenos e induce la muerte de los monocitos.

Síntomas y Diagnóstico

Las infecciones causadas por aspergillus son consideradas graves y pueden causar una serie de problemas médicos. Las esporas del Fumigatus causan problemas pulmonares y debilidad del sistema inmunológico. Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Fiebre alta
  • Debilidad y fatiga
  • Tos con flema y sangre

Si nota alguno de estos síntomas después de encontrar moho en su hogar, es importante realizar una prueba de aspergilosis pulmonar invasiva de inmediato. ¡Es importante recordar que este patógeno causa problemas respiratorios graves y es mucho más grave que ser alérgico! 

Prueba para el Aspergillus Fumigatus

Mycotoxin Test Kit

La forma más eficaz de realizar una prueba de Aspergillus Fumigatus es con un kit de prueba de moho de Realtime Labs. Nuestras pruebas pueden analizar con precisión las infecciones de aspergilosis causadas por hongos.

Contamos también con una prueba ambiental que puede identificar con precisión el hongo aspergillus que vive en su hogar.

Tratamientos para el Aspergillus Fumigatus

Los planes de tratamiento más comunes después de un diagnóstico de una infección de aspergillus, normalmente incluyen medicamentos corticosteroides antifúngicos o en casos severos, una extirpación quirúrgica del crecimiento de hongos.